B
ienvenido Estimado Amigo! La administración de Alohomora te dá la cordial bienvenida y te agradece tu animosa participación. Anhelamos que tu estancia sea larga, próspera y agradable. Así mismo,deseamos que tu entusiasmo y dedicación, sea equivalente al nuestro y así, juntos, podamos crear aventuras interesantes, únicas y maravillosas. Somos un Staff con una larga trayectoria rolera y mucha experiencia en Administración de Foros, pero en esencia y antetodo, somos un entusiasta grupo de rolers, que amamos el maravilloso mundo de J.K.Rowling. Por eso, nos dedicaremos con afán y vehemencia, a que Alohomora alcance sus objetivos y se convierta en un foro del que nunca quieras marcharte. Pretendemos que te sientas como uno más entre nosotros, un miembro valioso, y que nos des tu constancia y fervor. Con la colaboración, constancia, dedicación y el afecto de todos los miembros, formaremos una gran comunidad, un foro extraordinario e inimitable. Gracias por ser partícipe de esta maravillosa experiencia.


120
81

54
118
PUNTOS DE LAS CASAS

E
stamos en primavera, la estación de la floración. Los días son ligeramente más largos, las noches son mas cortas y las temperaturas comienzan a ascender hasta los 15 grados. Disfruta de la bella estampa primaveral,del aroma de las flores, del calorcito del tibio sol, de las lluvias y de...las alergias!!!
~Periodo Finales de Marzo a principios de Junio
~Máx: 15 °C,Min: 5 °C, Humedad: 61%
~Próxima Luna llena : 10 de Abril
Conectarse

Recuperar mi contraseña


Últimos temas
» Do or die (Libre)
Mar Oct 31, 2017 1:11 pm por Lily L. Potter

» Young Blood (1/5)
Lun Oct 30, 2017 11:38 pm por William Hyde III

» Mi querida familia [Carta nº1]
Jue Oct 26, 2017 7:35 pm por Roxanne Weasley

» Where did the summer go? (Dorothy)
Jue Jul 20, 2017 8:19 pm por Dorothy Stone

» ¿Quién quiere rolear?
Jue Jul 20, 2017 6:31 pm por Sora Kuronuma

» Familia De Fiore (0/4)
Mar Mayo 23, 2017 10:33 pm por Marella De Fiore

» Cierre de Temas
Mar Mayo 23, 2017 5:59 pm por Christopher Grindelwald

» ¿Por qué prolongar sus canciones alegres? [Aidan]
Miér Mayo 17, 2017 12:28 am por Marla S. Hyde

»  Cold and dark as night [ Aidan]
Miér Mayo 10, 2017 12:33 am por Ambrosía Hyde


E
l Profesor Severus Snape fue Maestro de Pociones , profesor de Defensa Contra las Artes Oscuras y director de Hogwarts, a la que asistió como estudiante desde 1971 hasta 1978. Severus Snape jugó un papel muy importante en las dos guerras contra Lord Voldemort.
afiliados Hermanos
Directorio
Afiliados Elite 00 de 45


Créditos del Foro
» Skin obtenido de Captain Knows Best creado por Neeve, gracias a los aportes y tutoriales de Hardrock, Glintz y Asistencia Foroactivo.
» Demás Créditos del Foro.

L
a oficina utilizada por Everard Counbourgh durante su larga permanencia como maestro de Pociones en Hogwarts era una habitación oscura y poco iluminada, situada en las mazmorras del colegio. Las sombrías paredes estaban llenas de estanterías con grandes jarras de vidrio con cosas viscosas y repugnantes, como partes de animales y plantas flotando en pociones de varios colores. Tiene también una chimenea. En un rincón está el armario privado de Snape, lleno de ingredientes para pociones. La oficina está cerrada con un encantamiento que sólo puede ser roto por magos.


E
l diario El Profeta es el periódico más leído en el mundo Mágico, y su opinión es la más valorada. Éste trata temas serios, como políticos, sociales, etc.
E
l Quisquilloso es una revista estilo tabloide, en la que se debaten temas no muy comunes en otras revistas, lo que hace que la mayor parte de la gente se tome la revista en plan de broma, ya que casi nadie da credibilidad a sus artículos. Imprime impresionantes historias salvajes, tontas, y raras sobre las personas famosas y habla sobre temas de dudoso origen.
C
orazón de bruja es una revista destinada a mujeres, en la que se incluyen recetas. La revista es la que da el Premio Anual a la Sonrisa más Encantadora, ganado por Gilderoy Lockhart en cinco ocasiones.

A
GRADECEMOS A TODOS AQUELLOS QUE HAN APORTADO SU GRANITO DE ARENA PARA PODER CREAR NM. -DISEÑO GRÁFICO CREADO POR JEZZABEL FOXWORTH Y ANABELLE NOTT. -HISTORIA Y PERSONAJES CREADOS POR WILLIAM HYDE III, ANABELLE NOTT, JEZZABEL FOXWORTH Y HECATE DRAUGH. -TABLÓN DE ANUNCIOS Y TABLÓN DE AFILIACIONES CREADOS POR HARDROCK. -SKIN CREADO POR HAPPY PILLS. -TABLILLAS CREADAS POR NM. -OTROS RECURSOS HAN SIDO SACADOS DE GOOGLE, DEVIAN ART, Y TUMBLR. TODO EL CONTENIDO DE ESTE FORO ESTÁ BASADO EN LA OBRA DE JK ROWLING, Y TODO EL CONTENIDO AQUÍ ENCONTRADO PERTENECE AL STAFF DE NM. NO ESTÁ PERMINITO CUALQUIER TIPO DE PLAGIO NI REPRODUCCIÓN.

Cold and dark as night [ Aidan]

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Cold and dark as night [ Aidan]

Mensaje por Ambrosía Hyde el Lun Mayo 11, 2015 9:48 pm

Agarré el pasamanos de la escalinata de mármol que conducía a la segunda planta de la Hyde Manor. Deslicé delicadamente mis dedos por encima de su pulída madera de elegante nogal y comencé a descender. Los bajos de la tela de mi vestido, rozaban contra el suelo provocando un ligero y agradable sonido. Al llegar al la planta baja de mi enorme y lujoso hogar, lo encontré solitario y oscuro. Miré haia el enorme salón abierto y no encontré rastro de mi Esposo. Tampoco escuché ruidos cercanos que me indicasen de la presencia de William o de cualquiera de los Elfos Domésticos que servían a la familia.

Tampoco mi hija Marla estaba por allí, aunque en verdad no era habituál verla en el salón principal ya que su padre se lo tenía completamente prohibido cuando, estábamos nosotros en la Mansión. Sabía que aquella norma era para no cruzarse con ella, para no escuchar su voz, ver su rostro y tener que enfrentarla simplemente por existir. Suspiré profundamente pensando en lo triste que se había vuelto mi vida desde que sabía que mi hija era una Squib. Todo había cambiado drásticamente y ya nada volvería a ser igual. Ciertamente, al igual que mi esposo, me sentía avergonzada de que nuestra hija careciese de poderes mágicos y, había apoyado todas las decisiones de mi esposo con respecto a Marla pero, no por ello me sentía orgullosa de mis acciones. Una parte de mi corazón seguía amando a mi hija a pesar de que representara un bochorno para la intachable línea de sangre de la distinguida familia Hyde. Ahora ya no sabía como comunicarme con ella sin mostrarme despreciativa y fría, y aunque intentaba fingir que aquella situación era bien merecida para Marla por haber nacido como una deshonrrable Squib, mi alma se estaba haciendo pedazos.

Dado a la escabrosa situación familiar en la que vivíamos, mi querido hijo William se había ido distanciando de mi gradualmente hasta que a fecha presente, a penas me dirigía la palabra. Extrañaba sus besos, sus abrazos y sus "te quiero mami" y era consciente de que posiblemente mi hijo no volviese a decírmelo núnca más. Sabía que estaba perdiendo su amor y su confianza pués él, siempre se ponía del lado de Marla y contra nuestras "medidas especiales" con su gemela. Era consciente del profundo amor fraternal que se profesaba, ya que a veces parecían una alma dividida en dos cuerpos distintos. Mis niños, mis hermosos hijos...¿porqué la vida era tán horripilante y complicada?

Tuve que serenarme y continuar caminando hacia el salón principal de la Mansión. Me acerqué hasta imponente chimenea donde, descansaba un retrato de mi esposo y de mi en nuestra boda y que era de grandes dimensiones. Fruncí el entrecejo observándo el atractivo, altivo y cruél rostro de William. Le amaba, esa era la verdad pero, también sentía un gran rencor hacia su persona. Consciente e incoscientemente siempre le había culpado a él de nuestra situación familiar ya que, debido a sus fanáticas creéncias me había visto arrastrada a..¡Maldita sea...! ¡A negar a mi propia hija! Alcé la cabeza con dignidad y le dí la espalda al retrato para dejar de observar aquellos (por aquél entonces) felices rostros.




A. H:
avatar
Brujas
Ver perfil de usuario
Mensajes :
34

Ocupación :
Marchante de Arte /Propietaria de El clavo del Ataúd

Localización :
Little Hangletton

Edad :
40

Volver arriba Ir abajo

Re: Cold and dark as night [ Aidan]

Mensaje por Aidan C. Hyde el Mar Sep 22, 2015 8:49 pm

Cold and dark as night

 


Sus lustrosas botas de piel de Dragón hacían crujir la grava del camino que conducía a la mansión a cada paso que daba. Aidan caminaba hacia la que había sido su casa hasta hacía no tanto tiempo despreocupado pese a que sabía que lo que encontraría dentro no le iba a gustar. Hacía mucho que no le gustaba esa casa, quizás por ser el más joven de los hermanos siempre se sintió algo desplazado. Luego vinieron un montón de sobrinos a los que llevaba pocos años que le robaron toda la atención que creía merecer por parte de sus padres y hermanos, y eso no significaba que no amase a esos crios, para él habían sido casi más sus hermanos que sus sobrinos, pero en cierto modo siempre había sentido celos y envidia de ellos.

Lo que no envidiaba era la vida en la mansión; para disgusto de sus padres él había decidido vivir independientemente y solo. No había consentido que el patriarca de los Hyde eligiera una esposa para él, ni que manejara su vida como sin duda había pensado que podría hacer. Esos desencuentros con sus padres y algunos de sus hermanos que veían a Aidan como un crio malcriado e inmaduro había hecho que en los últimos años la relación con ellos se volviera fria y distante. No obstante él seguía visitando con cierta asiduidad la mansión, en su fuero interno sabía que la razón era que quería cerciorarse de que a la squib la tratasen al menos con un poco de dignidad. No lo decía en voz alta, eso solo serviría para que su ya deteriorada relación familiar se terminase de estropear, pero había desarrollado un profundo desprecio y resentimiento hacia su hermano William y la esposa de éste, Ambrosia, por la forma en que trataban a su hija.

Él mismo había sido párticipe de las vejaciones y desprecios hacia la joven por su condición de squib y aunque Aidan no lo admitiría nunca, aquello no le hacía sentir bien. No era como insultar a un puñado de repugnantes sangre sucias que le importaban menos que nada, esa niña a la que había adorado era sangre de su sangre y le dolía la situación en la que era obligada a vivir.

Encontró a su cuñada en el salón, su porte digno y altivo la habrían hecho pasar por una Hyde de sangre. Aidan siempre había admirado la belleza de Ambrosia, e incluso de adolescente había fantaseado con ella de forma que esperaba William nunca se enterase, pero toda aquella fascinación adolescente había muerto en el momento que vio la cara más despiadada y cruel de esa mujer. Negar a su propia hija.

- Mi querida cuñada-dijo con un tono que donotaba todo el desprecio que sentía por ella en esos momentos- ¿Rememorando tiempos felices?-Se acercó a la chimenea y observó la foto de boda en la que unos jóvenes y expléndidos William y Ambrosia posaban para la cámara el día de su boda- Miró a la pared izquierda donde antaño había estado un gran retrato de la pequeña Marla junto con su gemelo, William- Recuerdo que antaño en esa pared se podía solía colgar un gran cuadro de tus hijos ¿qué ha pasado con él? ¿lo has hecho borrar del mapa? imagino que si, debe ser muy un recordatorio amargo de que pese a toda tu belleza y seguridad has echado al mundo a una miserable squib-dijo duramente, mirándola fijamente después de apartar la mirada de la pared vacia-imagino también que mi querido hermano fue el primero en sugerir que os deshicierais de cualquier vestigio de vuestra deshonra-



 

 





no abrir:
Don't wake the Dragon


avatar
Magos
Ver perfil de usuario
Mensajes :
44

Ocupación :
Funcionario

Localización :
Posiblemente en el ministerio de magia

Volver arriba Ir abajo

Re: Cold and dark as night [ Aidan]

Mensaje por Ambrosía Hyde el Miér Sep 23, 2015 11:53 pm

No podía soportar mirar aquella imágen por más tiempo pués, me recordaba a aquellos días felices en los que mi matrimonio estaba formado sólidamente por el amor. Ahora, todo cúanto quedaba de ese bello sentimiento, se veía reducido a un cúmulo de errores, reproches y malos pensamientos. Las malas lenguas decían que había contraído matrimonio con William por todo lo que él poseía; un título, riquezas, un nombre....pero cúan equivocados estaban todos. Yo había amado a mi esposo aún cuando no era más que un crío altivo que se paseaba por los pasillos de Hogwarts. Me había casado completamente enamorada de él, fascinada por su belleza y su inteligencia.

Ingenua y estúpida de mí, había creído que nuestra vida sería como un cuento de hadas que no se podría ver perturbado por ningún contratiempo. Era muy cumplable de haberme perdído en el resplandor de la vida que William me ofrecía; lujo, poder, fama....Y poco a poco, consciente de ello, mi personalidad había cambiado de forma perturbadora. Había vendido mi alma al diablo por tener la vida que sólo se destinaba a las Princesas, y ahora estaba pagando las consecuencias.

Me volví justo cuando escuché el sonido que emitían las grotescas botas de mi cuñado Aidan. Se trataba del hermano menor de mi esposo, no mucho más mayor que mis propios hijos en realidad. Su concepción había sido toda una sorpresa para el seno de la familia Hyde, aunque completamente inesperada por supuesto.

En otros tiempos, Aidan y yo habíamos tenido una agradable relación e incluso me había parecido que el muchacho sentía cierta fascinación hacia mi persona. Recordaba muchos días en los que, había buscado refugio y comprensión en mi y yo, había depositado toda mi confianza en él. Pero todo aquello había muerto (como tantas otras cosas) cuándo mi hija había sido negada de la familia. Lo que más me crispaba de todo aquél asunto era que, Aidan, había sido tán partícipe de las vejaciones hacia Marla como lo habíamos sido los demás, y aún así se creía con derecho a descargar su odio contra nosotros por ese mismo hecho.

Arrugué la nariz en cuanto que su sivilina voz llegó hasta mis oídos. Mi mandíbula se contrajo con fuerza por el tono despectivo de su voz. ¡Maldita sea!¡cúanto había aprendido de los Hyde! Con el pasar de los años, había absorvido todo su veneno, su mezquindad y su intransigencia. Tanto era así, que podría pasar por una Hyde de sangre con toda la naturalidad del mundo- ¡Pero si es mi querido Aidan!-exclamé sin moverme ni un ápice del lugar en el cuál me había quedado clavada como una estatua-¿A que debo el honor de tu visita?-pregunté retoricamente ya que una sonrisa desdeñosa se había dibujado en mi rostro-¡No hace falta que me lo digas!...has venido a arrastrarte en busca de un poco más de la fortuna de la familia para, costearte tus inmundos vicios-mascullé descargando toda mi rabia contra el menor de los hermanos de mi esposo.

Escuché como Aidan hacía mención al cuadro que en otros tiempos había adornado la pared. Se trataba de un retrato de mis hijos en el que se veía reflejada una época de su niñez. Sentí como si una afilada estaca atravesara atrozmente mi corazón cuando Aidan, pronunció aquellas malditas palabras. "Debe ser muy un recordatorio amargo de que pese a toda tu belleza y seguridad has echado al mundo a una miserable squib"

No sólo había herido mi orgullo con aquél dardo envenenado, había sabido acertar de pleno en mi creciente verguenza, en el peor de mis temores...pués sabía que aunque dolorosas, las palabras de Aidan no estaban faltas de verdad. Y a pesar de que mi primer impulso habría sido el de agarrar a Aidan por el cuello y apretarlo con todas mis fuerzas hasta que no hubiese en él ni un hálito de vida, mi mente colapsó hasta el punto de mantener toda su frialdad imperturbable.

Me giré suavemente y me acerqué a Aidan tanto que, mi voz solo podía ser audible a esa distancia. Esbocé una despreciable sonrisa aunque me temblaban los labios, mis fríos ojos atravesaron los ojos de Aidan y alcé mi mano derecha para enrredar mis dedos y el sauve cabello del muchacho-Deberías preocuparte de que no seas el siguiente en ser borrado de nuestras vidas querido Aidan-susurré suavemente en su oído.




A. H:
avatar
Brujas
Ver perfil de usuario
Mensajes :
34

Ocupación :
Marchante de Arte /Propietaria de El clavo del Ataúd

Localización :
Little Hangletton

Edad :
40

Volver arriba Ir abajo

Re: Cold and dark as night [ Aidan]

Mensaje por Aidan C. Hyde el Vie Abr 22, 2016 8:11 pm

Cold and dark as night

 

Aidan no esperaba menos de Ambrosia , ella contraatacó de inmediato y él se regodeó internamente , le encantaba poner al límite la paciencia de todo el mundo, en especial de esa mujer que había aprendido mucho del caracter Hyde desde que se había convertido en su cuñada. Esbozó una sonrisa cínica y tan impasible como si ella acabara de darle los buenos días - Oh querida, en otra ocasión te habría tenido que dar la razón, cosa que oido, pero recientemente me va muy bien en asunto financieros, tanto que puedo costearme mis inmundos vicios yo solito - dijo todo orgulloso, como si eso fuera un gran logro, y de hecho para él lo era, demostrarle y restregarle a esos snobs que no necesitaba de su ayuda para subsistir.

Cierto que había renunciado a los lujos y comodidades que la vida en la mansión Hyde ofrecía pero a cambio de eso había descubierto que al contrario de lo que decía su padre no era ningún inútil y que sabía arreglárselas por si mismo a la perfección.

Miró a Ambrosia acercarse, en su rostro se podía ver todo el daño que había hecho con sus palabras anteriores, y lejos de sentirse mezquino por eso se alegró de que hubieran hecho mella en la mujer, eso demostraba que aún le quedaba algún tipo de sentimiento en su interior, aunque no fuera más que rabia e ira y que él fuera a ser blanco de ella en ese preciso momento. Por eso no solo recibió la amenza de su cuñada con una sonrisa amplia y burlona si no que además se rió en su cara - Tú no tienes ni voz ni voto aquí , querida - se apartó de ella, tenerla tan cerca le desagradaba profundamente - eres una esposa florero, elegida por el mero hecho de ser hermosa y de familia pura y pudiente, no te engañes con otra cosa ni con absurdos sentimentalismos - se sentó en el sofá central de la sala para mirarla - No digo que William no te ame, pero acontecimientos recientes me han hecho llegar a la conclusión de que mi hermano carece de esa capacidad. - Volvió a mirar el hueco donde antaño había estado el cuadro de sus sobrinos para hacerle entender que estaba haciendo referencia a la sutuación de su sobrina Marla - Pero se ama más a si mismo, eso te lo aseguro.- Apuntó finalmente y movió la cabeza - Pobre Ambrosia, mírate...ahí plantada tan hermosa y frágil. Puede que me consideres un indeseable y una deshonra en la familia por no someterme a lo que dictan los mayores - refiriéndose a sus propios padres - pero al menos yo, con todos mis inmundos vicios y fantasmas a cuestas no he despreciado al fruto de mis entrañas como si de mierda de troll se tratase - no iba a darle tregua, tenía demasiado resentimiento acumulado y ella estaba a mano para dejar salir un poco.



 

 





no abrir:
Don't wake the Dragon


avatar
Magos
Ver perfil de usuario
Mensajes :
44

Ocupación :
Funcionario

Localización :
Posiblemente en el ministerio de magia

Volver arriba Ir abajo

Re: Cold and dark as night [ Aidan]

Mensaje por Ambrosía Hyde el Vie Abr 22, 2016 11:49 pm

Estaba tan cerca de Aidan, que su perfume me cosquilleaba la nariz y a  poco estuvo a punto de hacerme estornudar.
La sensación del tacto del sedoso cabello de mi cuñado menos, se me quedó durante unos segundos más en los dedos y,
tuve que sacudir las manos sutilmente para que se me despegara de las yemas.

Por supuesto que esperaba que lo único que fuera a contestarme Aidan, fuera hiel y bilis salida de sus venenosas entrañas. No era una Hyde, pero los conocía como la palma de mi mano, sabía lidiar con ellos y había aprendido toda la menquindad de
sus acciones, adoptándola como si fuera mía- Ya era hora de que fueras útil querido-respondí alzando una de mis perfectas cejas-así, dejas de ser una carga para toda la familia-añadí venenósamente.

Miré despectivamente a Aidan cuando se atrevió a pronunciar aquellas palabras que me denigraban a poco más que un adorno, lujoso si, pero un objeto al fin y al cabo. No me iba a dignar a comenzar una pelea sobre si yo era una esposa florero, sobre si William me amaba o solo se había casado conmigo por interés.
Eso, era demasiado doloroso, casi tanto como pensar en mi hija Marla. Yo sabía la verdad, y quizá Aidan podía tener un poco de razón sobre mi roto matrimonio. Me había casado con William completamente
enamorada, y estaba segura de que el sentía lo mismo por mi, al menos, en aquél momento. Pero ahora, todo era demasiado confuso, doloroso y apabullante y, lo cierto era que,
no estaba segura de que mi esposo siguiese amándome. ¿Pero que debía hacer?¿abandonarle?¿divorciarme?...No, eso sería algo que no podría hacer. No quería contribuir a que la leyenda
negra de la familia ampliase, y para ser sincera, aún tenía esperanza en que mi matrimonio mejorase.

Aidan era tán cínico metiéndose con mi belleza y mi porte, cuando él había estado ensimismado conmigo cuando era un crío, que ni siquiera me molestaban sus palabras. Sabía que muchas de ellas las pronunciaba
con el único propósito de hacerme daño y aunque con algunas lo consiguiera, no se lo dejaría ver.

-¿Nunca te han dicho que hablas demasiado?-pregunté sivilinamente-tu voz es un veneno-susurré lanzándole una mirada asesina a mi cuñado.
Observé como Aidan tomaba asiento en el gran sofa de la sala-No sé quién te has creído que eres-exclamé apuntándole con el dedo índice-te pavoneas por aquí creyéndote el rey del mundo-exclamé alzando mis cejas
-hablas de Marla como si tú no hubieses formado parte de su exclusión, y nos miras por encima del hombro como si pensases que eres superior a nosotros-caminé lenta y felinamente hacia el-pero te daré
unas malas noticias, querido...-siseé-un pajarito me a contado, que vas a ser deseredado...-canturré con malicia y, rompí en una carcajada.

Rápidamente bloqueé su camino acercándome a el, agachándome para quedar a su altura y estirando mis brazos sobre el respaldo del sofá a modo de barrera-Y yo estaré allí para ver que, a pesar de ser un Hyde,
de toda tu belleza, de tus cualidades y tu educación, te tirarán al barro como si no fueses mas que mierda de Troll-murmuré esbozando una ancha sonrisa.




A. H:
avatar
Brujas
Ver perfil de usuario
Mensajes :
34

Ocupación :
Marchante de Arte /Propietaria de El clavo del Ataúd

Localización :
Little Hangletton

Edad :
40

Volver arriba Ir abajo

Re: Cold and dark as night [ Aidan]

Mensaje por Aidan C. Hyde el Jue Mar 23, 2017 11:04 pm

Cold and dark as night

 

Aunque Ambrosia a lo largo de los años había adoptado los ademanes y la malicia de un Hyde y hacía uso de ellos con pasmosa segurida a Aidan no le impresionaban para nada sus palabras ni su actitud casi agresiva. Ladeó la cabeza y compuso una expresión de aburrimiento mientras ella hablaba y no se movió un ápice del cómodo y elegante sofá mientras la observaba con una mirada llena de desprecio . Cuando escuchó aquellas palabras dejó la comedia y entornó los ojos mirándola impasible aunque por dentro estaba a punto de explotar; y quería hacerlo, pero se contuvo y contó mentalmente hasta diez antes de reaccionar.

— ¿ Qué hablo mucho ? — esbozó una sonrisa ladina — Sí, me lo dicen a menudo — La miró alzando el rostro hacía ella con altivez — Soy Aidan Cornellius Hyde — zanjó de forma cortante — y ya estoy harto de todos vosotros, de que me miréis con desprecio y cómo si fuera un don nadie — Aunque era una persona por lo general de carácter explosivo en circunstancias en las que se veía atacado estaba manejando la situación con la mayor clama posible; pero era inflexible y estaba decidido a mostrarse firme y fuerte.

Apretó los labios que se acabaron convirtiendo en una línea final. Se tuvo que callar la boca porque de todo lo que Ambrosía había soltado por la boca lo que le dijo sobre Marla era en lo único que tenía razón y lo asumió sin dejar de lado su orgullo y arrogancia — Tienes razón ¿ sabes ? Me he portado de una forma vil con esa niña porque he sido tan idiota de pensar que si me ponía del lado de la familia me dejarían de mirar como a un insecto. Antes eso me importaba mucho, pero ahora ya no. — Sentenció entornando los ojos — Si de algo me arrepiento en ésta vida es de haber participado de eso — pocas veces era tan sincero como en aquella ocasión y se sintió extrañamente bien al decirlo en alto. — Ambrosia ¿ no ves que es un error ? — había optado por intentar dialogar, apelar al amor de madre de su cuñada pero cuando la vio acercarse con esa sonrisa cargada de malicia cambió inmediatamente de opinión. Ella era tan mezquina como cualquier Hyde, no cabía duda, pero no le iba a dar la satisfacción de verle afectado por sus palabras.

— ¿ En serio ? — Sonrió de lado — que lo intenten. O mejor, que lo hagan, no me importa. Pero si alguien de ésta noble casa se atreve a quitarme lo que por derecho de nacimiento me pertenece os haré caer uno a uno. — Empujó suavemente a la mujer para apartarla, tenerla tan cerca le incomodaba sobremanera y se levantó quedando cara a cara con ella — respecto a lo de mi sobrina, si mi querido hermano y tú no la queréis yo me haré cargo de ella. Dadme su tutela, si queréis que nadie sepa que es vuestra hija lo arreglaré, es fácil conseguirle una nueva identidad. — Se alejó unos pasos para servirse una copa de brandy — Hablalo con el idiota de mi hermano y tomad una decisión. Pero mientras lo hacéis os aconsejo de que mejoréis el trato con ella. Se acabó tratarla peor que a un elfo doméstico — exigió mirando a la mujer autoritariamente — O te aseguro de que aquí van a rodar cabezas — Su amenaza no era vacía, aunque iba improvisando sobre la marcha, Aidan tenía la suficiente malicia y recursos como para hacerles la vida imposible a todos.




 

 





no abrir:
Don't wake the Dragon


avatar
Magos
Ver perfil de usuario
Mensajes :
44

Ocupación :
Funcionario

Localización :
Posiblemente en el ministerio de magia

Volver arriba Ir abajo

Re: Cold and dark as night [ Aidan]

Mensaje por Ambrosía Hyde el Miér Mayo 10, 2017 12:33 am

Erguida frente a mi cuñado lo miré fijamente con una mirada firme y burlona. Si bien sabía que sus palabras no calarían tan a fondo como ella quería en el mas joven de sus cuñados, le conocía lo suficiente para saber que algo de lo que ella había pronunciado de esa forma tan sivilina calcada de los Hyde, le remordería las entrañas.

-Soy Aidan Cornellius Hyde-repetí en una burla-¿a caso crees que por pronunciar tu nombre completo me impresionas?-pregunté alzando una de mis perfiladas cejas-piénsalo mejor-añadí poniendo mis ojos en blanco en un claro gesto de hastío.

Cierto era que, por el motivo que fuese, Aidan pareciese ser entre sus hermanos el menos valorado por sus padres. Pero yo no tenía nada que ver en eso, de hecho, Aidan siempre había sido mi cuñado favorito, al menos en otros tiempos. Cuando William y yo habíamos contraído nupcias, él se había convertido como en un hermano para mi y, ahora por suerte o por desgracia  nuestra relación estaba sumamente dañada.- ¿Y quién es responsable de eso?-pregunté fríamente, aunque en el fondo de mi alma sentía cierta compasión por Aidan y el desinterés que a veces reinaba hacia su persona, en especial por parte de su padre- no me culpes a mi de los errores de los demás- añadí molesta. Podía aceptar que me reprochase por cosas en las que yo tenía culpa, pero no aceptaría bajo ninguna circunstancia que se me culpara de cosas ajenas a mi persona.

Oír que Aidan por fin admitía su culpabilidad en voz alta sobre el tema de Marla, le producjo una agradable sensación a la par que me sentí apesadumbrada por sus palabras. Si él, que era su tío era capaz de dar marcha atrás y tratar de darle una vida digna a Marla, ¿porque diantres yo no tenía el valor de hacerlo?. Me sentí como una mierda, miserable y patética. Y después de mucho mucho tiempo, sentí cariño por Aidan, aunque fue algo fugaz.

¿Que si yo sabía que era un error? ¿que si yo me había percatado de que le había arruinado la vida a mi propia hija? Por desgracia si, era dolorosamente consciente de que mi actitud con Marla era completamente reprochable y deplorable.

En realidad a mi me importaba muy poco lo que mis suegros hiciesen con la parte de la herencia que por derecho le correspondía a Aidan. Por mi, como si nadaba en oro para el resto de sus días. No movería un dedo para impedir que el recibiese la herencia o para proporcionársela.  Coincidía con el en que tenía todo el derecho del mundo a recibir su dinero, y sinceramente y a pesar de nuestra mala relación, no me gustaría ver a Aidan arruinado. Pero haberle dicho aquello me causaba un amargo placer. A los Hyde tan apegados a su fortuna, sus títulos y su sangre, lo peor que podías hacerles era amedrentarlos con la posibilidad de perder su estatus social. Incluso mi hijo William, quién desde hacía unos años vivía distanciado de las ideas de la familia, temía perder lo que por derecho le daba el apellido Hyde. Al fin y al cabo, todos estaban cortados por el mismo patrón.

Lo que oí después de los labios de mi cuñado me dejó completamente atónita. No lo hubiera esperado en un millar de años y me dejó sin palabras. Me quedé pensativa calibrando sus palabras, aun sorprendida por el hecho de que Aidan se ofreciese a criar de Marla como si fuese su propia hija. Y juro que por un segundo lo pensé seriamente. Pensé en la posibilidad den que Aidan criase a Marla lejos de la Mansión, lejos del nefasto trato que recibía por nuestra parte y de todo lo negativo de los recuerdos que se habían pegado aquellas paredes a lo largo de los años. Y por un momento creí que sería lo mejor, que Marla tendría una segunda oportunidad en la vida y que quizá con el tiempo la familia volviese a ser lo que antaño había sido.

Pero era una ilusión, William jamás permitiría que Aidan se llevara a Marla lejos de allí. Él no quería a su hija, pero tampoco permitiría que su hermano hiciese lo que el había sido incapaz de hacer. Eso, sería un atropello a su orgullo y, conocía a su marido tanto como para saber que no erraba en su idea.

-No lo intentes Aidan-respondí seriamente-tu hermano jamás lo permitirá-respondí sinceramente, mas con pena que con desagrado. No me gustaba sentirme amenazada por nadie, y menos aun por a quien consideraba mi familia. Una familia difícil y desestructurada, pero una familia al fin y al cabo- Y no amenaces Aidan-exclamé alzando la cabeza con la poca dignidad que me quedaba en aquellos momentos-saldrás perdiendo-añadí.




A. H:
avatar
Brujas
Ver perfil de usuario
Mensajes :
34

Ocupación :
Marchante de Arte /Propietaria de El clavo del Ataúd

Localización :
Little Hangletton

Edad :
40

Volver arriba Ir abajo

Re: Cold and dark as night [ Aidan]

Mensaje por Contenido patrocinado

Contenido patrocinado

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.